lunes, 10 de marzo de 2008

carretera o mtb

Correcaminos:
Tojo(2), Ito, Angel, Jose, Pato, Fernando, Carlos, Andres, Alfonso, Oscar, Juan, Julio
Km.: unos cuantos
Media: la leche
Averías: 4 , 2 Alfonso, 1 Oscar(pinchazos) 1 Fernando (bajada de presión en las ruedas)
Caídas: 0
Juntados todos en la plaza, cada uno salio por su la do, ya que en el día de hoy se formaron 2 grupos uno de carretera y otro de montaña, los Andres, Carlos, Oscar, Alfonso, Julio, Fernando y Juan, salieron en la de carretera, el resto en la de montaña, algunos los tacharon de locos a primera hora, pero de todas formas arrancaron camino de Negreira, con un pedaleo suave y fluido ya que empezar subiendo los barreiros es, para tomarlo con calma, bueno con mas calma de lo que habitualmente lo toman, a los pocos metros se empeza a notar las armas que cada uno tenia, ya que algunos desde los primeros metros con todo el hierro en funcionamiento tenia que pedalear de pie, y otrooooooooos se mofaban da tal situación, la memoria es muy frágil, porque no hace mucho tiempo, alguno estaba en la misma situación, pero esto reclamaba un duelo kilómetros mas adelante.
llegando a Negreira, se preparo el primer calenton por parte Julio, comenzo a tensar la cuerda hasta que dejo claro, que era una manera de endurecer los cuadriceps, kilómetros mas tarde les cayó el primer chaparron, lo que aprovecharon para resguardarse de la lluvia y de paso el mismo que tenso la cuerda, amenizo la jornada con su inagotable repertorio de chistes, y esta vez, no era uno verde, demostrando que tiene para todos los gustos.
video
Una vez arranacados continuamos, siguieron rodando, y poco antes de llegar al cruce de la Pereira tomaron, aprovechando comprobar la poca presión que llevaba Fernando en sus ruedas, descansaron y tomaron un aperitivo, y a pocos kilómetros pararon a tomar un café en el París, desde este punto dirección Santa Comba y después Paramos no tenían intención de parar, pero no contaron con un invitado especial, los pinchazos. Una vez tomada la dirección de Portomouro, pincho Alfonso, lo que dio tiempo a probar a Oscar la flexibilidad del carbono, una vez arreglado el pinchazo arrancamos, y no tardaron en parar, puñetero cristal, tenia un pequeño cristal que no vio en la primera reparación. Desde de este punto llegaron mas calentones tanto para arriba como en descenso
videocamino de Negreira, aquí le toco la lotería a Oscar, pero que todos los problemas sean de este tipo, y a partir de aquí hasta Bertamirans llego la peor parte de todas, vaya manera de llover, hacia daño en el rostro de los venían de combatir, en un día bastante completo, y en que se demostró que se cambia de maquina de guerra, pero no la manera de disfrutar de los amigos, se sigue buscando la complicidad del compañero de fatigas, ese compañero que te hace olvidar la rutina de la semana y te ameniza un día distinto.



Paz, bien y animo


f.p.

No hay comentarios: